martes, 23 de febrero de 2010

Una Gran Guerra. La Titanomaquia.

Ave, Humani.
Bueno, estoy de vuelta para contaros una historia de los tiempos de Titanes, la parte más oscura de la mitología, y la menos conocida.

Como bien sabeis, Cronos y Gea me traicionaron y castraron. De ahí dió lugar al cosmos, y entonces Cronos se apoderó del mundo, nombrandose líder de los dioses, e impuso a sus hermanos, los Titanes, que yo mismo había encerrado en el Tártaro.

Pero yo ya sabía que un hijo de mi hijo, un nuevo heredero al trono, un nuevo dios del cielo lo derrocaría. Rea engañó a Cronos, que deboraba a sus hijos, pero Zeus quedó libre, y una vez crecido, y conocida su verdadera identidad, luchó contra Cronos. Liberó a sus hermanos dándole una pócima a este, para que los vomitase.

Diós del trueno y los cielos, lideró a sus hermanos, los dioses Olímpicos durante 11 años en una incansable guerra llena de batallas: La Titanomaquia, en la que Cronos, a cabeza de los titanes, luchaba codo con codo con Ceo, Crío, Hiperión, Jápeto, Atlas y Menecio por mantener su trono en el Olimpo, pero serían Zeus, Hestia, Hera, Deméter, Hades y Poseidón los que vencerían, gracias a la ayuda Estigia y toda su estirpe, que les apoyaron en la guerra, junto a los Hecatónquiros y los Cíclopes, mis hijos, encarcelados por Cronos.

Los cíclopes fabricaban rayos y los hecatónquiros lanzaban piedras de 100 en 100 contra los titanes, encerrándolos en el Tártaro, pero... ¿y Oceáno? ¿Las titánides? Bien, ellos siempre fueron neutrales y no fueron castigados por los dioses vencedores. Todos los dioses tendrían castigos. Yo, agotado, me derrumbaba sobre la tierra entonces Zeus castigó a Atlas, condenado a sujetarme eternamente.

Epimeteo, Menecio y Prometeo cambiaron de bando y ayudaron a Zeus en la guerra, por lo que no fueron castigados. Los Hecatónquiros quedaron montando guardia sobre los prisioneros, pero Cronos, ¿que fué de él? Unos dicen que fué encerrado, pero otros, otros dicen... que huyó, y sigue aquí vigilándo... eso es algo, que solo se sabrá si algún día se abren las puertas del Tártaro.

5 comentarios:

Dioniso dijo...

Muy buena esta historia. No conocía la guerra de la Titanomaquia, pero me ha parecido una entrada interesantísima.

Un saludo,
Dioniso.

Luis dijo...

Comparto la opinión de Dioniso, la acabo de leer y me ha gustado mucho, enhorabuena. Es una parte de la mitología que desconocía y me ha servido de ilustración, gracias. Un saludo.

Matoya dijo...

Brutal, la titanomaquia es, para mí, una de las partes más interesantes de la mitología.

verss dijo...

Muy buena la entrada. Un beso

Elvira dijo...

¡Cuánto sabes! Me encantó la entrada.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails