lunes, 1 de marzo de 2010

Los emperadores romanos...y sus cosas.

El Imperio Romano es conocido hoy en día como el más vasto dominio que se ha dado en la Europa occidental y oriental. Los emperadores fueron decisivos a la hora de mantener cohesionado todo el territorio, labor no siempre fácil, ya que tenían que aplicar sus mejores armas para unir progreso y ciudadanía contenta en perfecta armonía. No obstante, no siempre estaban pendientes del programa político o económico del imperio. También tenían otras cosas en que pensar.

Por ejemplo, Claudio (41-54d.C) destacaba por tener una mala memoria. En ocasiones llamaba a personas a las que él mismo había condenado a muerte para que presenciasen la condena de otros. Tal fue su despiste que un día no dejó de preguntar a sus guardias dónde estaba su esposa Mesalina, sin recordar que había sido ejecutada tiempo atrás.

Nerón (54-68 d.C) solía cantar en público en el desarrollo de los juegos de Circo, y estaba totalmente prohibido salir del recinto antes de que terminase sus cánticos (las puertas estaban cerradas a cal y canto).

El emperador Domiciano mandó matar a un adivino que le predijo que alguien daría un golpe de estado durante su mandato. Sus consejeros le persuadieron para que sirviera el cuerpo en un banquete porque hacía tiempo que los romanos no practicaban la antropofagia.

Y aunque no fuera emperador, hagamos un inciso para destacar al gran Julio César, quien promulgó un edicto que permitía expulsar los gases en las comidas para evitar desgracias como la que tuvo uno de sus familiares, que estuvo a punto de morir por contenerse estos aires por educación (no me extraña, con la cantidad que ingerían...).

En fin, espero que estas curiosidades os hayan resultado interesantes. Desde luego a mi me han gustado, y no sólo se dan en la historia de Roma, sino también en el resto de la historia universal.

1 comentario:

verss dijo...

jajajaaja Luis, me gusta muchísimo tu entrada, es muy graciosa. A ver, respecto a Claudio tengo que decir que seguramente cantase muy mal, si no, no haría falta cerrar las puertas a cal y canto y prohibir el marcharse antes de que terminase de cantar. Y bueno, lo de César... jajaja tantos gases tenía dentro su familiar como para casi morir? jaja. Buenas curiosidades (:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails