martes, 6 de abril de 2010

El jardín de las Hespérides



Las referencias de las Hespérides en los documentos antiguos suelen estar relacionados con el séptimo de los trabajos que el rey de Micenas, Euristeo, impuso a Hércules durande los doce años que lo tuvo a su servicio. Este trabajo consistía en robar las manzanas de oro del jardín de las Hespérides.

El Jardín de las Hespérides es el huerto de Hera en el oeste, donde un único árbol o bien toda una arboleda daban manzanas doradas que proporcionaban la inmortalidad. Los manzanos fueron plantados con fruta que Gea había dado a Hera como regalo de su boda con Zeus. A las hespérides ( Egles, Aretusa, Eritia, Hesperia, Héspere, Hestia y Hesperetusa) se les encomendó la tarea de cuidar de la arboleda, pero ocasionalmente recolectaban la fruta para sí mismas. Como no confiaba en ellas, Hera también dejó en el jardín un dragón de cien cabezas llamado Ladón que nunca dormía, como custodio añadido.

2 comentarios:

Natalia :) dijo...

Me gusta mucho tu entrada.
¿Un dragón de 100 cabezas? Me parece un buen custodio la verdad!

Luis dijo...

Estoy de acuerdo con el anterior comentario, yo no me acercaría a un dragón de esas características que además no hace una pausa para cerrar los ojos. Muy buena entrada, un saludo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails