miércoles, 1 de junio de 2011

El Coliseo

Había comenzado esta aventura en el año 70,para coincidir con el comienzo de las obras.Tube suerte y conseguí que el propio Vespasiano me acogiera en su casa,y durante una semana he estado viendo como avanzaba todo con plena comodidad,viviendo en la casa de un emperador y teniendo acceso a todos los plano previos del Coliseo.
Pero se me acabo la buena vida! Se nos acaba el tiempo y la pila del transchronio,asique me he movido unos años para poder ver lo que fue el Coliseo tal y como se cuenta en los libros! en pleno uso.He conseguido ir a la fecha perfecta para poder disfrutar de los mejores espectáculos del Coliseo; los de su inauguración, en el año 80 ,con el emperador Tito.Estos juegos duraron 100 días,pero no he tenido tiempo de verlos todos! y la verdad,es en lo que menos me he parado,eso se lo dejo mas a Javi!
Cuando entre solo pude ver que aquello estaba lleno de gente! En parte eso era bueno,así no llamaba para nada la atención una niña que lo miraba todo con la boca abierta...

El primer día me preocupe de llegar por la mañana,para poder conseguir un buen sitio y no perderme nada del primer espectáculo,pero no fue tan fácil. De los 50.000 espectadores que cabíamos allí, en las primeras filas solo podían estar el emperador,los senadores y gente de una clase social similar. A medida que ascendían las filas de asientos se sentaba el resto de Roma,en orden de posición social (no hay derecho ! ) Pero ya me esperaba algo así,asique en mi primer viaje a Roma la semana pasada ya me había encargado de coger algunas ropas elegantes en casa de Vespasiano por si necesitaba colarme entre la aristocracia!

Sentada en mi asiento de mármol en las gradas no pude evitar fijarme mas en el propio edificio que en el espectáculo,y finalmente decidí levantarme y merodear.Las plantas estaban decoradas sucesivamente de modo toscano,jónico y corintio,la última era una mezcla de todo un poco,en todas ellas había entablamentos que representaban diferentes escenas decorativas.Y en los huecos de las ventanas exteriores que hoy se ven vacías,hubo en cada uno una estatua diferente.El recinto en general esta muy cuidado,con frisos en las paredes y mosaicos en el suelo,se veía claramente la riqueza de Roma en aquel momento! los corredores eran anchos y los techos altos,como cualquier estadio de hoy en día! Poder ver esto es toda una suerte,pero volveré a cambiar de sitio,dejo Roma y mi último viaje os lo cuento en 10 días!

4 comentarios:

cuadernodelacompiRA dijo...

Paula tu y tu capacidad de disfrazarte jajaja; el gran Coliseo que suerte vivir uno de sus espetáculos :)

Claricholli dijo...

Jolin,yo sigo soñando con ir al colisiep de Roma...
espero que disfrutes tu ultimo viaje,y que te quedes con un buenisimo recuerdo de todo esto

Magdalena dijo...

Paula, tus relatos mejoran día a día. Estoy pensando en prolongar tu viaje, para que llegues a la perfección. Hablando en serio, tu descripción del Coliseo es muy realista, se nota que estabas allí disfrutando de la inauguración.
Hasta pronto
Magdalena

Raquel dijo...

Paula, cada día me sorprendes más!
Ojala pudiera yo tener esa suerte, pero no me quejo, no fue poco lo que he vivido hasta ahora !

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails