lunes, 17 de junio de 2013

La historia de Orfeo

Orfeo, es un personaje de la mitología griega. Según los relatos, cuando tocaba su lira, los hombres se reunían para oírlo y hacer descansar su alma. Así enamoró a la bella Eurídice y logro dormir al terrible Cerbero cuando bajó al inframundo a intentar resucitarla. Orfeo era de origen tracio; en su honor se desarrollan los misterios Órficos, rituales de contenido poco conocido.


No hacen mención a Orfeo ni Homero ni Hesíodo, pero era conocido en la época de Ibico y Píndaro, que se refieren a el como "el padre de los cantos"

Desde el siglo VI a. C. en adelante fue considerado como uno de los principales poetas y músicos de la Antigüedad, el inventor de la cítara y quien añadio dos cuerdas a la lira: antes la lira tenia siete cuerdas, la lira de Orfeo, nueve, en honor a las nueve musas.

De acuerdo con la tradicion más conocida, Orfeo era el hijo de Eagro, rey de Tracia, y de la musa Caliope. Según otras fuentes, su padre no era Eagro, sino Apolo.

La historia mas conocida, es la de su esposa Eurídice, que a veces es conocida como Agriope. Algunas cuentan que murio por el mordisco de una serpiente al ser perseguida por Aristeo, otras, en cambio, cuentan que el hecho fatal ocurrio mientras paseaba con Orfeo, que fue cuando fue a buscarla al inframundo, y lo avisaron de que no mirara a atras, que si miraba despareceria para siempre, cuando estaba llegando al final, Orfeo desesperado volvio la mirada hacia atras y ella se desvanecio en el aire, y esa vez para siempre.

Al no poder recuperar a su amada esposa, el se retiró a los montes Ródope y Hemo, donde permanecio tres años evitando el amor de las mujeres que le ofrecian su corazon. Orfeo seguia cantando y tocando la lira, lo que provoco que los árboles se conmovieran. En esos montes, fue visto por las Bacantes tracias, que se sintieron despreciadas por él. Apresaron a los animales que lo acompañaban y a el lo apedrearon, lo despedezaron y esparcieron sus miembros. Su cabeza y su lira fueron arrojadas al rio Hebro; esos restos fueron a parar al mar, y, cerca de las isla de Lebos, una serpiente quiso comerse la cabeza de Orfeo, pero Apolo la transformo en roca. Por su parte, Dioniso castigó a las Bacantes convirtiéndolas en árboles. Mientras, el alma de Orfeo encontro a la de Eurídice en el inframundo, y desde ese momento son inseparables.


9 comentarios:

alberthercules dijo...

muchas erratas pero bueno es interesante orfeo es feo

Magdalena dijo...

Buena elección de tema. Pero parece que usaste un teclado sin acentos, creo que no pusiste ni uno.

Judit varela dijo...

interesante entrada christian !

Tácito dijo...

Bien hecho Christian, pobre Orfeo, en la antigüedad también se despedazaban por cualquier cosa.

Jenniih López dijo...

Tiene muchas erratas pero no está del todo mal, aunque este tema ya sea muy pesado despúes de ser repetido tantas veces. Un beso :)

Laura14 dijo...

Está muy bien aunque la historia ya fuera contada en clase :)

Camila Quintanilla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Camila Quintanilla dijo...

Buena entrada, aunque ya fuera contada, aunque quizás algunos de latín no conocían la historia

Guillermo Luis Supervielle Bergés dijo...

Una historia de amor distinta de las habituales. No todo el mundo se enamoraba en el inframundo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails