miércoles, 27 de mayo de 2015

Nota de voz: ¡Hasta siempre, chicas!

 



  Ya está. Misión cumplida. El bachillerato está a punto de convertirse en parte de vuestro pasado. Quién os iba a decir hace 6 años, cuando pisabais por primera vez los pasillos del instituto, con los ojos abiertos como platos, que esa profe con cara de bruja mala que entraba alguna vez en el aula a hacer una guardia, iba a ser vuestra profesora de Cultura Clásica, Latín y Griego durante varios cursos.
     Y poco a poco, día a día, se fue estableciendo una conexión entre nosotras, y la relación profesora-alumnas cada día se afianzaba más, entre preguntas, respuestas, sermones, agobios, *post-its, traducciones, exámenes, explicaciones, confidencias, algún consejo que otro, risas, muchas risas, y más de un viaje. Lugo, Tarragona, Italia... fueron momentos inolvidables para vosotras, sin duda, pero también para mí.

     Y el pasado viernes, cuando Irene, con sus cariñosísimas palabras, hizo que valiese la pena la inversión económica en el rimmel water-proof que uso en estas ocasiones especiales, no podía dejar de sentir la nostalgia que me invade siempre en estas fechas, cuando una promoción, dejando atrás las aulas del instituto, se aleja para volar, con el alma llena de ilusión, incertidumbre, miedo, pero también con la determinación precisa para emprender el viaje al futuro.
El camino fue duro, pero habéis logrado llegar a lo más alto.
     No voy a hablaros aquí de nada que no os haya dicho ya, pero me apetece contaros algo. El otro día, la tutora de un grupo habló sobre las condiciones que debía tener un profesor para que pudiese considerarse un buen profesor. Y yo, entonces, me sentí muy antigua. Yo, que presumo de blog, y wiki, y de nuevas tecnologías, en ese momento, al escuchar la enumeración de  esos términos tan de moda en la pedagogía, me acordé de Quintiliano -ese hispano del siglo I que tanto aportó a la retórica y a la pedagogía- y sus consejos a los maestros. Os los voy a poner a continuación, porque creo que reflejan muy bien mi actitud ante mi vocación.  

Deberes del profesor

 "Asuma ante todo un espíritu de padre con respecto a sus alumnos, y piense que está en el lugar de aquellos que le han confiado a sus hijos. No tenga él vicios, ni los tolere. No sea desagradable su actitud austera, no sea excesiva su familiaridad; no vaya a ser que nazca de la una odio y de la otra desprecio. Hable mucho de honestidad y bondad, pues cuantos más avisos dé, menos castigará. No se deje llevar nunca por la ira, pero tampoco deje pasar lo que debe corregirse. Sea sencillo en su enseñanza, sufridor del trabajo, esté siempre cercano, pero no en exceso. Responda gustoso a los que le preguntan, a los que no le preguntan, pregúnteles de repente. En las alabanzas de las exposiciones de sus alumnos no sea tacaño, pero tampoco exagerado, porque lo uno provoca disgusto con respecto al trabajo, lo otro autosuficiencia. Al corregir lo que debe, no sea duro, y mucho menos, amenazador, pues a muchos les aleja del propósito de estudiar el que algunos les repriman como si les odiasen. Diga alguna vez, es más, muchas, y diariamente, cosas que sus oyentes guarden consigo. Aunque proporcione bastantes ejemplos sacados de la lección para su imitación, sin embargo, según se dice, la viva voz alimenta mucho más, y, sobre todo, la del maestro al que sus discípulos, si están bien educados, aman tanto como veneran. No se puede decir cuánto más gustosamente imitamos a quienes amamos."
 Quintiliano, Institutiones Oratoriae, 2, 2, 4-8.

   ¿Qué queréis que os diga? Cada vez que releo estas líneas me veo en clase, y me reconozco. Y me gusta. Sin palabrería, con vocación y corazón. Y os veo a vosotras, Irene, Lucía, Aroa, Esther, Camila, Jenny, Sara, Naomi, Laura y Susana, atendiendo a mis explicaciones (o no), o concentradas en la traducción, (o no), o intentando- y consiguiendo, a veces- derivar el rumbo de la clase hacia otros intereses, o riendo conmigo, o soltando estrés, pero siempre con esa actitud tan positiva, y sé que os voy a echar de menos. Os lleváis, allá donde vayáis cada una, un pedacito de mi corazón, y mis deseos de que os vaya tan bien en la vida como os merecéis.
             
                          Ya sabéis dónde estoy, para lo que queráis, para siempre.


9 comentarios:

Helena Floralia dijo...

Que decir tras estas palabras....
Para mí has sido el pilar fundamental junto con la familia, amigos, y otros profes que todas sabemos para superar este horror llamado 2º de BAC. De mi corazón sólo salen las más profundas gracias, por todo y todos los momentos vividos tanto con la de griego como con la de latín (todavía no sé hoy como se llevan entre ellas) dentro de nuestra clase clásica con nuestras mesas que han aguantado tanto esfuerzo, los diccionarios que han vivido con nosotras, los verbos polirrizos, los ablativos absolutos, los perfectos terminados en -ere que nos fastidiaban la traducción, o el ordenador con el Magdalena habla y tú te asustas porque te riñe a ti pero luego descubres que no y dejas de pasar miedo.
No podría decirte en possits todo lo que has significado para mí, porque se acabaría la fábrica, pero que sepas que tu promoción 2014-2015 ha llegado hasta aquí y cumplirá sus sueños gracias a ti.
Un abrazo enorme y espero que el grupo de LATÍN/GRIEGO 2 no se borré nunca del aula, ni del whats ni de tu memoria. Te queremos, Magdalena

Jenni López dijo...

No sabes lo agradecida que estoy por haber tenido una profesora que en clase se convirtiera en mi madre. Estar en el Saturnino Montojo ya supone un reto. Ese reto es duro de afrontar pero siempre hay alguien que ayuda a hacerlo mas ameno. Gracias. Es cierto ,había veces que traducir se hacia pesado o algo, pero la recompensa de todo el trabajo ultimo ha florecido. Te debemos tanto que necesitariamos otro año mas para agradecertelo. Siempre te llevare en el corazón y en mi memoria .Te mencionare siempre cuando me pregunten mi paso por el instituto o incluso cuando mis futuros ( muy futuros) hijos me pregunten por mi pasado estudiantil. Te quiero muchísimo y muchas gracias por aguantarme, que se que no es fácil 😂 💞

Aroa Castro dijo...

Ayyy!! Creo que has cumplido a la perfección lo de ser buena profesora, como mamá Magdalena que eres. Sin duda nos volveremos a encontrar, aunque no sea en el aula, para desahogarnos, para cotillear, para reírnos, o para contarnos nuestras vidas. Nunca olvidaré esta nota de voz, junto con la de "PIENSA" (imaginando tu mirada iluminadora). Gracias por enseñarnos mucho más que latín, griego y cultura clásica. Tu también eres mi favorita!! ;) jajajajaja. Te queremos

Ειρήνη . dijo...

Cuando en el otro día me temblaba la voz y se me nublaban inevitablemente los ojos delante de todos los alumnos, profesores y padres, dedicándote esas palabras, lo hacía desde luego en nombre de todas las niñas. Pero dado que esas palabras salieron de mi cabecita que echaba humo después de todo el curso, poco más me queda decirte que no te haya dicho ya. Mi madre dice muchas veces que habría que ponerte un plato más en la mesa... jajajaja.
No puedo dedicarte más que palabras de agradecimiento por todo el apoyo que me has dado, en todos los aspectos, siempre confiando e impulsándonos a seguir adelante. Como dijo Sara, (yo pensando como ella, algo totalmente extraño desde luego...), has sido también para mi uno de los pilares fundamentales este curso. Porque se necesitarían más profesores como tú para que los ingenuos estudiantes que vienen de primero de bac no tuvieran miedo a esta última etapa del camino que el viernes hemos finalizado. Ha sido un año muy muy difícil, no exento de agobios y estrés, y por eso quiero agradecerte que el ir a tus clases fuera un soplo de alivio dentro de ese cúmulo de pánico agobiante.
Gracias por todo Magdalena. Eres una de las mejores profesoras que he tenido, yo, y creo que todas también.
Y no dudes que también nosotras te vamos a echar muchísimo de menos.

susana dijo...

Aii Magdalena... Cuantas veces habrás oido esas dos palabras... jaja Creo que ya poco más queda que añadir , cuando todas te dedicamos las mismas palabras es porque en resumen nos has echo sentir a todas lo mismo , que has ejercido de punto de apoyo durante todo este curso y los dos anteriores , has aguantado nuestras peores horas y no te quepa la menor duda que sin ti no estábamos aquí . Sé que hablo en nombre de todas al decirte que nunca ,nunca, nunca te olvidaremos , ni a ti ni a todo lo que nos has enseñado y aportado . Vaya a donde vaya el año que viene y en un futuro , aplicaré tus PIENSA a cualquiera situación jjajaj
Esto no es un adiós ya lo sabes , nos echaremos de menos , pero no te librarás tan fácil de nosotras ya vendremos a darte el coñazo alguna que otra vez jaja
Gracias por ser mucho más que una profesora.

Naomi dijo...

Parece que fue ayer cuando iba en segundo de la ESO y me cruzaba contigo intentando evitar esa mirada que, sin yo haber hecho nada, me asustaba. Pero luego me di cuenta de que tus ojos en realidad expresaban ternura y confianza. Hiciste un par de guardias en mi clase y recuerdo que nos contaste el mito de Eco y Narciso. Dos años después te convertiste en un gran pilar para nosotras y sobretodo en este último curso.
Pudimos y podemos contar contigo para lo que sea: criticar, desahogarnos, reirnos... La verdad es que tenerte como profesora fue una experienza como mínimo BUENÍSIMA. No solo por todos los conocimientos de latín, griego o mitología sino también por los de la vida diaria. Consejos que hacían ( y hacen ) de ti una profesora diferente y magnífica. Clases en las que los valores que nos enseñabas superaban cualquier declinación o cualquier aoristo.
Y es que contigo nos daba tiempo a todo: hablar antes de clase, traducir, corregir y reirnos otro ratillo al final. Parecía que esas dos horas seguidas contigo los martes se iban a hacer interminables pero acabó siendo el momento relax de la mañana.
Gracias por esta entrada y por todo, siempre tendremos una Magdalena de bolsillo con nosotras, nunca nos olvidaremos de ti!! TE QUEREMOOOOS

Sabe Peromingo dijo...

Me parece muy bonita esta relación entre Magdalena y vosotras.Me encanto leer esta entrada y ver como si se puede tener un profesor y de vez en cuando un pequeño confidente para contarle algún secreto y que te de algún consejo.Espero que todas tengáis un buen futuro que os lo merecéis después de todo lo que habéis pasado para sacaros el bachiller SUERTE NIÑAS!!

sabela castro dafonte dijo...

Que bonito el detalle que tuviste con tus alumnas... espero poder llegar yo también algún día a donde llegaron ellas y tener tan buena relación no solo contigo, si no también con el resto de los profesores.
No hace falta decir que la entrada está muy bien hecha por que eso lo tenemos todos muy claro,pero lo que más me ha gustado no es lo bien redactada que está y todo lo que suele gustar en otras entradas,lo más bonito de todo es esa gran relación profesora-alumnas que por muy lejos que esteis tengo muy claro que jamás se romperá y que siempre os llevareis en el corazón.
Los deberes del profesor los cumples a la perfección y la verdad eres de las únicas profesoras que lo hace.
La verdad yo no puedo decir mucho más,lo único que me queda es desear mucha suerte a estas maravillosas niñas.

Bea dijo...

Pasarlo bien y me gusto el detalle que os han hecho.Siempre lo tendréis en la memoria todo lo que habéis pasado aquí.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails