jueves, 18 de junio de 2015


  Lucio Quincio Cincinato (Lucius Quinctius Cincinnatus) (519 a.C.-439 a.C.) patricio, cónsul general y más tarde dictador romano durante un breve periodo de tiempo por orden del senado, fue un personaje histórico mitificado por la historiografía romana republicana. Catón el Viejo y otros republicanos romanos lo convirtieron en un arquetipo de rectitud, honradez, integridad y otras virtudes romanas, como frugalidad rústica y falta de ambición personal, que supo combinar con una capacidad estratégica militar y legislativa notables.


      Fue elegido cónsul de Roma en el año 460 a.C. Ejerció el cargo en un período en el que Roma estaba envuelta en las luchas entre patricios y plebeyos. Dos años después de su consulado, cuando el ejército romano del cónsul Minucio se encontraba cercado por los ecuos y los volscos, el pueblo de Roma exigió el nombramiento de un dictador. Cincinato, valorado por sus virtudes y su asombrosa inteligencia, era el principal candidato. Se dice que se encontraba arando, en su granja de cuatro acres cercana al Tíber, cuando le llegó el requerimiento del Senado. Derrotó a los ecuos y, en menos de un mes de mandato, volvió a su finca. Se consagró como el ejemplo del perfecto ciudadano republicano.

       En el año 493, con ochenta años, Roma vuelve a requerir de sus servicios a la República, cuya libertad estaba en peligro ante el excesivo y peligroso control que Espurio Melio ejercía sobre ella. Resolvió la cuestión ayudado por Cayo Servilio, que puso fin a la vida de Melio.

      Su ejemplo inspiró el nombre de la ciudad estadounidense de Cincinnati, en el estado de Ohio, nombre puesto en honor a la sociedad de los "cincinatos", la cual honraba a George Washington, considerado por esta sociedad como un "Cincinato" de los días de la revolución americana.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails