lunes, 14 de marzo de 2016

La decadencia del latín

Podemos decir que el progresivo desuso del latín clásico comienza ya en el propio Imperio, cuando se empieza a diferenciar el latín "estándar" que se enseñaba en las escuelas del latín hablado por la gente corriente. Estas diferencias llevarían más tarde a la aparición de las lenguas romances, que podemos considerar como el legado vivo del latín.

Por otra parte, el latín más puro fue conservado por las personas e instituciones más cultas de la época, y en el siglo IX, con la definitiva separación de las lenguas romances, el latín quedó reservado para la iglesia, la corte y también fue usado como lengua vehicular por los intelectuales medievales, de forma similar a la que usamos el inglés hoy en día como lengua de comunicación con personas no hispanoparlantes.

Con el surgimineto del movimiento renacentista y la admiración por el mundo clásico que conllevó, el latín volvió a ganar protagonismo, ya que muchos escritores como Petrarca o Erasmo de Róterdam escribieron sus obras en latín además de en sus propias lenguas.

Texto de Erasmo de Róterdam


Este nuevo interés por el latín consiguió su implantación en la escuela, e hizo que se adoptase un interés por los textos y autores latinos que en esa época estaban tan de moda. Por otra parte esto dificultó la escritura de libros en latín, ya que las normas impuestas por estos renacentistas eran sumamente estrictas. Este latín Renacentista derivó en el Neolatín.

El Neolatín es el resultado del interés por la lengua latina de los renacentistas. El latín se implantó como asignatura universal en todas las escuelas y era requerido por todas las universidades como conocimiento básico. Además, la reforma protestante, que distanció el latín de la Iglesia Católica, permitió el desarrollo de un latín distinto al usado en el Vaticano, que era el usado a principios de la Edad Media.

En el siglo XVII el latín era la lengua dominante en la diplomacia, que se usaba en las negociaciones entre países y también en la redacción y firma de tratados entre naciones. También se usó como lengua de difusión, ya que era conocido en toda europa, a diferencia de los idiomas de los distintos países, que contaban con una zona de influencia más específica.Un caso representativo es el del rey inglés Jorge I, que al ser alemán, no hablaba inglés y, para comunicarse con su primer ministro, que desconocía el francés y el alemán, le hablaba en latín.

Jorge I de Gran Bretaña


En el siglo XIX aún sobrevive, de forma dominante en áreas como la taxonomía. Además, muchas expresiones latinas están extendidas por todo el mundo. En la educación, el latín era una asignatura básica hasta hace unos años en nuestro país, aunque ahora sea visto como una materia optativa. Aún así, hay casos por todo el mundo de centros educativos que realizan sus ceremonias de graduación u otras ceremonias en latín.

Cabe mencionar, también la existencia del latín vivo. Esta es una iniciativa que busca la reincorporación del latín como lengua universal, dado que, además de las lenguas romances, en algunas lenguas de otro origen (como es el caso del inglés)  gran parte de su vocabulario proviene directa o indirectamente del latín.

Ejemplos de latín vivo:
Diccionario Latinitas
Astérix y Obélix en latín

6 comentarios:

Verónica Sanesteban dijo...

Una entrada perfectamente redactada y completa de información. De las mejores que he leído, ¡sigue así! Desconocía la existencia del neolatín, muy interesante.

Irene Mayoral Martinez dijo...

Es muy interesante saber la historia de la lengua que estudiamos :)

Ines BM dijo...

Una entrada muy completa y muy bien resumida y redactada

Francisco Javier Muiños López dijo...

Interesante como una lengua como el latín evolucionó tanto.
un pelín larga la entrada.
...
Didn't read LOL

Sarita Patiño dijo...

Entrada moi comleta e ben redactada,moi bó traballo.

Silvia Sixto Galdo dijo...

Boa entrada.Moi interesante.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails