jueves, 10 de marzo de 2016

PIGMALIÓN Y GALATEA

La historia de Pigmalión es una leyenda proveniente de Chipre.
Pigmalión es la versión griega del nombre real fenicio Pummayaton, pero es más conocido por el primero debido a Las Metamorfosis de Ovidio, obra en la que se presenta a Pigmalión como un escultor enamorado de una estatua que había hecho él mismo.

Hecha la introducción, procederé a contar la leyenda:

Pigmalión, rey de Chipre, buscó durante muchísimo tiempo una mujer de la que enamorarse, y pasarse con ella el resto de su vida, pero se convenció a si mismo de que no estaría satisfecho a no ser que esa mujer fuera considerada perfecta por el. Después de mucho buscar, decidió abandonar la esperanza de encontrar a su mujer perfecta y dedicó su tiempo a crear esculturas bellas y hermosas, para compensar la ausencia de su no-existente amante. Una de sus esculturas, llamada Galatea, la creó con tanto cuidado, cariño y amor que se enamoró de ella por la belleza con la que la había bendecido.

Luego de crear a Galatea, Pigmalión soñó por obra de Afrodita, que la escultura cobraba vida. Al despertar, el rey tenía en persona a la diosa del amor, y esta le dijo:

-Mereces la felicidad, una felicidad que tú mismo has plasmado. Aquí tienes a la reina que has estado buscando. Ámala y defiéndela en mi nombre.

Y así, Galatea comenzó a transformarse en humana, y vivió como la reina de Chipre junto a su amado Pigmalión

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails