domingo, 29 de mayo de 2011

Despedida 2º Bachillerato






Como cada año, no quiero que termine el curso sin escribir unas palabras para despedirme de mi grupo de 2º. Siempre es  muy emotivo para mí decir adiós, qué digo adiós, decir hasta pronto a un grupo de chicos y chicas que lleva conmigo al menos dos cursos, cuando no tres, si han elegido Cultura Clásica o Latín en 4º de ESO, y a los que acabo cogiendo mucho cariño. No sé cuál es el motivo, (tampoco le doy muchas vueltas), pero siempre, año tras año, entre ellos y yo se establece una conexión que permanece en el tiempo, hasta esos cafés que tomamos de vez en cuando en su época ya universitaria, cuando se acercan para hacerme una visita y contarme cómo les va, y de paso recordar "viejos tiempos". Claro que últimamente el café a veces es virtual, en la red que a todos nos une.
En este curso 2010-2011 mi grupo de 2º estaba formado por unas chicas y unos chicos que el viernes 20, en la fiesta de despedida que celebramos en el centro, estaban tan guapos como podéis admirar en la foto. Preparados para  el  futuro, aunque, como dije una vez, el futuro no os espera, porque lo lleváis dentro desde que vinisteis al mundo, y se ha ido forjando poco a poco, con cada paso que habéis dado, con cada amistad que habéis iniciado, con cada decisión que habéis tomado. Pero al mismo tiempo lo estáis haciendo vuestro en cada momento presente, que al instante ya no  es presente, para convertirse en pasado, justo cuando estáis en el  presente que hace un momento era futuro. Este lío es para entreteneros un rato, lo preciso para que no os olvidéis de cuánto me gusta jugar con las palabras, enrollarme, ya lo sé, a veces mucho más de lo que os gustaría, a veces incluso más de lo que me gustaría a mí...

Sé que habéis trabajado mucho para conseguir vuestros sueños. Aún estamos preparando la Selectividad, y puede suceder de todo, pero pase lo que pase, no olvidéis que sois los mejores, siempre, por vuestros logros, sí, pero también por vuestros intentos, porque, recordad, en un viaje se puede aprender más durante el camino que una vez que hemos llegado al destino. Y cuanto más disfrutemos del viaje, tanto mejores serán nuestros recuerdos.
Sed muy felices en el viaje hacia el resto de vuestras vidas, aprended mucho en el camino y, de vez en cuando, acordaos de vuestra profesora de Latín; ella siempre se acordará de vosotros.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Que recuerdos me trae leer estas palabras!!

que tal magdalena?soy miriam. despues de tiempo intentando llamarte para tomar un café, por fin he encontrado ese blog del que un día me hablaste.

como ha pasado el tiempo!leo esto y parece que todavía fue ayer cuando acababa mi andadura por el instituto, para comenzar otra nueva en busca de un futuro y...ya han pasado tres años!
tres años llenos de cambios, ahora ya estoy trabajando aunque todavía es algo provisional pero todo se andará.

te echo un montón de menos, ya me tarda un café y una charla de esas contigo...

bueno te dejo ya que si me pongo no paro jeje

antes de despedirme quiero darte las gracias por todo y decirte que despues de tantos años sigues siendo una persona muy importante para mi y que nunca voy a olvidar

un beso enorme

Natalia :) dijo...

Después de innumerables dificultades y de escribir este comentario 50 mil veces, creo que ahora conseguiré que salga publicado.
Aprovecho que las notas ya están puestas y que esto no se podrá denominar con el término "peloteo", para darte las gracias Magdalena.
Gracias, porque en estos dos años nos has apoyado, nos has ayudado, nos has escuchado y nos has enseñado miles de cosas.
Gracias sobre todo por hacer las cosas como las haces, porque profesores a los que les guste lo que hacen quedan pocos y, la verdad, cuando la persona que tienes en frente está disfrutando con su trabajo se nota.
El punto vocacional escasea bastante y en ti se aprecia desde el primer día, lo que hace las clases mucho más amenas.
Gracias por ayudarnos a no tirar la toalla en un año como este.

Un beso :)

Manuel dijo...

Tengo tantas cosas que decir que no se por donde empezar.
Empezare por el principio. El primer día que estuve en el instituto a primera hora tuve latín. Hasta ahí todo bien. El problema llegó cuando no encontraba la clase de latín (Todos los pasillos me parecían iguales y aún aveces tengo la sensación de perderme y no saber donde estoy.). Cuándo un alma caritativa (Nerea R.) me guió hasta la clase, me encontré con una señora (mi primera impresión) seria, rígida, y estricta, vamos, una profesora de la viaja escuela. Creo recordar que fue ahí cuando le tuve que explicar que venia de un instituto de Bélgica (de ahí el apodo “Bélgico de la señorita Aneiros) donde leíamos en una clase con sofás, un piano, y cachivaches del mercadillo a modo de decoración. A partir de ahí ya fui perdiendo ese miedo que tenia a esa profesora que acababa de conocer. Ese miedo solo fue superado por el que tuve las primeras veces que vi a Sara enfadada y temí por mi integridad física. Al día siguiente ya estaba yo otra vez perdido, habíamos cambiado de clase pero, que como iba a saber yo donde estaba “Desdobles 2” si ya me costara bastante llegar a la antigua clase.
Por suerte para mi, los siguientes días ya aprendí a llegar yo solito a clase de latín y enfrontarme a ese nuevo idioma para mi, el latín. Siendo sincero, yo me creía que iba a ser más fácil. “Se le quita el -um a las palabras y ya está,” pensaba yo. Esa inocencia mía desapareció el primer día, cuando nos explicaste que las palabras tenían casos y se agrupaban en declinaciones. Mi gozo en un pozo.

Luego vino lo del blog. “El 15% de la nota es escribir en el blog.” Dicho esto todo el mundo pensó algún tema sobre el cual escribir. “Los alumnos harán lo que sea por la nota,” pensaba para si Magdalena, “¿y si les mandase re-decorar el departamento, MI DEPARTAMENTO? JA, JA, JA.” Bromas aparte, la idea fue buena y esto de las TICs aplicadas a las Culturas y Lenguas Clásicas funciona muy bien.

Otro tema del que hay que hablar es el sentido de la vista de la ya mencionada profesora. Magdalena lo tiene altamente desarrollado. Gracias a los poderes que ha ido adquiriendo en su trayectoria profesional, es capaz de leer la mente de sus alumnos. Tu puedes estar pensando en las vacaciones de Navidades o en la fiesta que va a haber en Velvet este “finde”y poner cara de “la traducción me salió genial, que aplicado soy” que ella se dará cuenta de que estás a otra cosa. Su forma de corregirte no será diciéndolo en alto, sino con su superpoder de “Mirada Asesina,”como lo denominamos sus alumnos. Este poder le es muy útil. Tanto le sirve para decirte “atiende,” “despierta,” o “mañana traes la traducción o traes la traducción.” Los alumnos no sabemos si este poder lo usa con gente fuera de la clase, me refiero ciudadanos de a pie que se le cuela en la cola de la panadería, o del banco o conductores que en los pasos de cebra no se paran. Nosotros, sus alumnos, esperamos que no, ya que la pueden condenar por asesinato en grado de tentativa.

Y aún tengo más historias y anécdotas, pero por no saturar esta página con mis cavilaciones y pensamientos (aveces descabellados e irreales) me guardaré el resto para otra ocasión.

Me despido sin más que felicitar a mis compañeros que han aprobado todo y desearles suerte en selectividad. A los que les quedó alguna decirles que más les vale aprobar (el curso y selectividad). También me despido de Magdalena, una buenísima profesional en el tema de la enseñanza de lenguas y culturas clásicas, y decirle que si puedo ya la visitaré el año que viene.

Manuel Buján

Jorge Santiago dijo...

Os deseo el mejor futuro posible a tod@s,ya vereis como os va a salir todo según lo previsto.

Un saludo y suerte :)

In dijo...

Mucha suerte con vuestros estudias,mientras nosotros cuidamos de Magdalena aunque no se si le dará un patatus con nuestras notas.

Inés 4ºC dijo...

soy inés la del comentario de antes

elena 4c dijo...

os deseo lo mejor para vuestro futuro , que todo os salga bien :)

cuadernodelacompiRA dijo...

Muchisima suerte a todos :)

Isa Grande dijo...

Magdalena que bonitooo!! Jaja =)

En fin chicos y chicas, mucha suerte. Ya vereis como todo sale bien!

bea dijo...

Mucha suerte en la selectividad chic@s :)

SuperCeci dijo...

Muchas gracias Magdalena :)
Aunque desertora, no me olvidaré nunca de mi año de latín, que la verdad es que es una lengua que me encanta.
También tengo que agradecerte tus esfuerzos por incluirme en el viaje de Grecia, eso no se me va a olvidar.
Un abrazo fuerte

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails