domingo, 29 de mayo de 2016

LÁGRIMAS DE SANGRE.

                                                               
       Treinta y cinco años más tarde yo, Lara, y mi compañera María nos trasladamos al norte a una de las batallas de Marco Aurelio que se encontraba con su mujer, Faustina la menor, por desgracia en esa misma batalla  tuvo un accidente a caballo, nosotras como esclavas nos vimos en la obligación de avisar a su marido y trasladarla en brazos hasta el campamento romano, después de caminar con ella en brazos casi cuatro horas, llegamos al campamento e inmediatamente la metieron en la tienda donde se encontraba el curandero, pero por desgracia no pudieron hacer nada por ella y falleció a los dos días del accidente.

Ella fue trasladada junto con Marco Aurelio a Roma, donde se velaba ocho días en su casa, Daniela y Jennifer las nuevas esclavas de Marco Aurelio  y nuestras compañeras en el viaje la lavaban, perfumaban y la vestían con la ropa propia para el momento, especialmente la toga.

Mientras todos sus familiares, esclavos y gente cercana al pueblo la velábamos en sus aposentos, Aitana y David tenían la gran responsabilidad de tallar la gran tumba de Faustina en ocho días, poniéndole su nombre, apellidos y una frase cariñosa que en este caso fue elegida por su marido Marco Aurelio y sus dos hijos, la frase elegida por ellos era " Solo me queda el consuelo de pensar que alguien que ahora está en el cielo, vela por mí". Cuando David y Aitana terminaron por fin de organizar lo más importante del entierro, la gente del pueblo y nosotros le rezamos una oración para que Faustina se fuera en paz, y agradecerle los años de emperatriz en Roma.

Una hora más tarde, llegó el gran momento, el momento más difícil al que se tenían que enfrentar los hijos de Faustina y Marco Aurelio, el entierro. El ataúd fue portado desde la casa del matrimonio hasta el Castillo de San´t Angelo donde ahí mismo fue enterrada por nosotros, donde la dejamos descansar en paz.

 Unos años después Marco Aurelio la consagró y fundó un establecimiento de caridad en su honor. Pero después de la muerte de su mujer, Marco Aurelio tuvo que seguir siendo emperador y por lo tanto seguir con sus batallas para que Italia saliera adelante.

En el 177 comenzó la guerra que iba a acabar con la vida de Marco Aurelio, la guerra más trágica a la que se iban a enfrentar los romanos.
Al llegar el esclavo David a los aposentos de Marco Aurelio percibe que este, está lleno de furia.
- ¿Qué le ocurre señor? -Le pregunta David.
-¡Ocurre una desgracia! Los germanos rompieron el tratado de paz, nos tenemos que trasladar a la frontera norte. ¡ESTAMOS EN GUERRA!
Marco Aurelio mandó a Aitana y Daniela a buscar a su hijo Cómodo que lo tendría que acompañar, ya que él estaba mal de salud y de ánimo, Marco Aurelio nunca fue el mismo después de la muerte de su amada.

 Cuatro días después Marco Aurelio y su hijo Cómodo llegaron al norte. Mientras nosotros, sus esclavos, instalábamos el campamento al gusto de estos, el ejército fue a inspeccionar las zonas de batalla, donde daría lugar a la guerra más trágica del ejército romano.

Dos días después, hacia el lado izquierdo del campo de batalla se encontraban los germanos, hacia el lado derecho del campo los romanos. ¡LA GUERRA HABÍA COMENZADO!
Al principio de la batalla todo iba a favor de nuestro ejército, nosotros pulsamos el trancrhonion para hacernos invisibles y así poder observar toda la batalla, pero de repente algo no va bien, Marco Aurelio se agarra la garganta y se cae al suelo con convulsiones, un médico acudió en seguida para llevarlo a su campamento. Nosotros solo veíamos lágrimas manchadas de sangre, sin duda, fue el momento más duro de nuestro viaje.
Posteriormente el médico salió hablando con Cómodo.
-Lo siento Cómodo, no puedo hacer nada por tu padre, contrajo la peste.
-¡MALDITOS PARTOS! -Dijo arrodillándose -Si no hubieran contagiado a mi gente en el 166 no pasaría nada de esto.
Viajamos al 17 de Marzo del 180 donde todo el pueblo romano lloraba al nombre de Marco Aurelio.












2 comentarios:

Andrea Casanova dijo...

Muy buena entrada es muy interesante. Al principio no me enteraba de mucho pero poco a poco la historia me fue enganchando.

Ricardo Lara blanco dijo...

¿desde cuando sois esclavos? por lo demás sigue bien

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails