martes, 9 de junio de 2015

LOS HORACIOS Y LOS CURIACIOS

En la Antigüedad y en la Edad Media para evitar muertes innecesarias, se acordaba que la batalla se decidiese entre los campeones de cada bando.
Cuando Tulio Hostilio, el tercer rey de roma, declaró la guerra a la ciudad de Alba Longa, se acordó que lucharían hermanos trillizos por cada uno de los bandos. Los Horacios defendiendo a Roma y los Curiacios defendiendo a Alba Longa.
Juramento de los Horacios
En principio el duelo fue muy igualado pero, poco a poco, los Curiacios fueron acorralando a los romanos hasta que mataron a dos de ellos. El tercero de los Horacios salió huyendo, y los tres Curiacios, un poco heridos, lo persiguieron. Pero como los Curiacios no corrían a la misma velocidad, se fueron separando unos de otros. Cuando ya estaban suficientemente alejados entre ellos, el Horacio se dio la vuelta y los mató uno por uno.
Batalla entre Horacios y Curiacios

Cuando el Horacio llegó a Roma fue ovacionado, solo su propia hermana Camila lloraba desconsolada. El regreso de su hermano significaba que todos los Curiacios habían muerto, nadie sabía que, en secreto, se había prometido con uno de ellos. Cuando su hermano lo entendió, la apuñalo diciendo: "Así mueren las mujeres romanas que lloran al enemigo".
Muerte de la hermana de los Horacios

Por el asesinato, el Horacio fue condenado a muerte pero pudo salvar su vida cuando suplicó al pueblo y su pena fue liberada por el sororium tigillum.


4 comentarios:

Carlos Requena Veiga dijo...

Una gran historia y la información muy bien explicada y muy completa ,la presentación está muy muy muy bien organizada !!!

Dani Mariño dijo...

una entrada sin duda muy emocinante, me gustó muchísisisisisisisimoo

Alejandro Pita Martínez dijo...

No conocía esta historia pero es realmente interesante, sobre todo su impactante final.Además no sabía esta forma de resolver guerras.

Mariano Amantea dijo...

Muy didáctica . Gracias.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails