sábado, 13 de junio de 2015

El muro de Adriano



Cuando el resto de grupos terminaron de contar sus experiencias durante el día llegó nuestro turno.
-Nuestra visita al muro de Adriano fue muy entretenida- dijo Julio
-¿Que puede tener de entretenido eso?- Preguntó Iván
-La verdad es que fue mucho mas divertido de lo que pensábamos que sería, ya que es una obra de ingeniería muy complicada para la tecnología de esa época.-Contesté yo.
-Hablamos con Aulus Platorius Nepos, el supervisor de la edificación. Resulta que no conocen la muralla por el nombre de Muro de Adriano, si no por Vallum Aelium.-Introdujo Julio
-¿Quién construyó el muro?-Dijo Bea
-El muro fue construido por las tres legiones que estaban en Britania en ese momento.- Dije yo.
-La verdad es que nos sorprendió la rapidez con la que construían el muro, a pesar de su enorme magnitud y complejidad -Añadió Julio a mi comentario.
-¿Cuánto abarcaba el muro?-Intervino Jaime.
-El muro separa Bretaña entera, desde Newcastle hasta Bowness-on-Solway, es decir, de costa a costa.-Contesté yo.
-Según nos contó un soldado constructor del muro, la anchura de este es de tres metros y tiene una altura de 4,5 metros. A demás tuvimos el privilegio de subir hasta la parte más alta del muro acompañados de un centinela que estaba de guardia.-Dijo Julio
-¿Y qué pudisteis ver desde allí?-Preguntó Ana.
-Desde esa posición, además de observar las increíbles defensas del muro, pudimos apreciar la estupenda posición estratégica que ofrecía haber construido ese semejante muro en un  lugar así.-Respondí yo.
-Mientras estábamos allí el centinela tuvo la amabilidad de explicarnos los diversos mecanismos de defensa que poseía tanto el muro como sus alrededores.-Añadió Julio
-¿De tantas defensas, cuál era la más traicionera?-Intervino Bea
-Quizá la parte más peligrosa de la defensa era el foso ya que era una trampa que dejaba a los atacantes indefensos contra el contraataque de los centinelas.-Respondió Julio.
-Después de una comida modesta, ya que no nos invitaron a comer porque estaban muy ocupados, o eso nos hicieron pensar, tuvimos que salir silenciosamente a ocultarnos para que no nos viesen usar el transchronion, el centinela no nos quitaba el ojo de encima. Y estuvimos escapando de el para poder irnos.-Dije yo.
Con eso terminamos todos el día y nos dirigimos a la cama.

5 comentarios:

Verónica Sanesteban dijo...

Bien redactada, gran trabajo, chicos. Es genial poder leer vuestras aventuras y que nos contéis como era el Muro de Adriano

Alba Salazar Couto dijo...

Esta historia está muy bien redactada y muy bien hecha, me gusto mucho. Ahora sabemos como era el muro de Adriano.

sabela castro dafonte dijo...

Muy buena entrada, me alegro de que pudierais aprender tanto sobre el muro de Adriano, y espero que en lo que os quede de viaje aprendáis muchas más cosas.

Alejandro Pita Martínez dijo...

Gran entrada!No solo está muy bien redactada si no que es muy interesante, ya que proporciona mucha información sobre el muro.Tuvo que ser una experiencia innolvidable

Dani Mariño dijo...

Interesante entrada sobre el muro de Adriano, es bastante interesante por saber como es, su altura, su anchura, etc. Enhorabuena por la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails