miércoles, 28 de noviembre de 2018

Apolo y Dafne


La historia de amor de Apolo y Dafne está representada de diferentes maneras a parte de contarlo por escrito también podamos ver:

 Escultura realizada por un italiano llamado
 Gian Lorenzo Bernini:






Apollo and Daphne (Bernini).jpg



                                             Pintura realizada por un italiano:
                                                         Francesco Albani:
                                              

                             Apollo Daphne Albani Louvre INV18.jpg
                                                Cantata compuesta por un Alemán:
                                                       Georg Friedich Handel:
                                                          La terra è liberata

                                     
                                                   

MITO:
Apolo hijo de Zeus y Leto, el dios de la música, la profecía, de la luz e incluso de las artes adivinatorias, con una lluvia de flechas se deshizo de Pitón que era una bestia terrible y enorme que andaba buscando sangre a todas horas matando rebaños de ovejas, vacas, pastores e incluso algunas ninfas y se escondía en el monte parnaso
Tras lo ocurrido Apolo se volvió muy orgulloso y egocéntrico, no paraba de hablar de el y de su valentía ante pitón
se pasaba el día diciendo:
    
- Soy el mejor arquero del mundo y nadie puede conmigo

Su egocentrismo y orgullo se paso hasta tal punto en el que se dedicaba a burlarse y despreciar a los demás, esto tuvo consecuencias.
un día paseando por el bosque se encontró con eros, el dios del amor, también conocido como cupido, del cual Apolo se burlo y con el que acabo discutiendo
Apolo se metió con lo ridícula que era la imagen de eros ya que a pesar de ser un dios su apariencia era la de un niño pequeño que iba de un lado a otro volando y enamorando gente con su diminuto arco lanzando flechas.
Eros cansado de la actitud de Apolo le dijo:
   
    -  No te burles de los demás que algún día tus burlas te pasarán factura.

Tal vez mis flechas no hayan matado a ninguna serpiente pero no dudes 

que con ellas he conseguido grandes hazañas pues han logrado llevar 

el amor tanto a dioses como a hombres.
Tas discutir, Eros cansado de la actitud pedante y arrogante de Apolo, dijo:
- Toda tu vida recordaras este momento, juro por tu padre Zeus que recibirás tu merecido
Eros siendo el dios del amor no podía cumplir su amenaza de una forma mejor que usando el amor
Y así fue, Eros, ese mismo día lanzo dos flechas: una era de hierro y otra era de oro.
La de oro con punta de diamante servia para enamorar a la gente pero la de hierro con punta de plomo servia para que la persona que la recibiese iba a sentir un rechazo absoluto del amor para toda su vida.
Eros lanzo la flecha de oro directa hacia el corazón de Apolo  y se enamoró perdidamente de una ninfa que pasa por allí, Dafne, la cual había recibido la flecha de hierro
Apolo, pese a que nunca había sentido ni la más mínima atracción por Dafne, ya no se la podía sacar de la cabeza.




Dejó todas sus aficiones para pasarse el día pensando en su bella amada.
Al contrario de Apolo, Dafne no quería saber nada de aquel dios que estaba tan ciegamente enamorado de ella, cada veza que lo veía salía corriendo o se escondía detrás de los árboles de la molestia que le producía lo pesado que era con ella, pero tampoco se puede esquivar toda la vida a una persona, y así fue, que se lo acabó encontrando de frente y Apolo aprovechó para pedirle matrimonio, pero la respuesta de Dafne no dejó duda:

-No me casaré jamás 

Apolo no entendía porque siendo un dios ella lo rechazaba, y Dafne con sinceridad resolvió sus dudas 

-No desprecio tu amor, 
pero nací libre y lo seguiré siendo,
 no quiero el amor de nadie

Pese a las palabras de Dafne, el dios cabezota y enamorado, lo siguió intentando, sin enfadarse con ella, no podía enfadarse con  el amor de su vida. sentía la necesidad de abrazarla, quererla...
Dafne, con miedo ante la obsesión de Apolo hacia ella, decidió huir al bosque.
y así comenzó la persecución en la que Apolo perseguía a su amada. La ninfa muy asustada, creyendo que Apolo la iba a alcanzar, se acercó al río Peneo, que era su padre, al que le pidió ayuda.
Peneo, pese a no entender la obsesión de su hija en no querer casarse y darle nietos, al verla tan desesperada decidió ayudarla.
Dafne dejó  de correr, su cuerpo se detuvo, rígido  como una piedra, una fina capa cubrió su pecho y endureció su vientre, su cabellera se transformó en copa, y sus brazos se volvieron ramas...
su padre, pensó que así sería la mejor manera de ayudarla, covirtiéndola en un árbol, el primer Laurel del mundo.
Apolo se quedó destrozado y rompió a llorar al ver lo que le había sucedido a su bella ninfa, no se creía que ahora ya no tendría ninguna posibilidad de que el amor que sentía por Dafne fuese correspondido y demostrado.
Lleno de dolor decidió que cuidaría a ese árbol como si fuese sagrado, ya que no podía cuidarla como esposa, lo adoptó como símbolo y con sus ramas hizo una corona y a partir de ese día el Laurel se convirtió en el símbolo de victoria y gloria.



5 comentarios:

paabloperezz_ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Fernando Bustabad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Noe Comyet dijo...

Ohh me gustó mucho la historia, aunque Apolo es odioso jajaja
Gracias por enseñárnosla

Fonsicreus dijo...

Es muy extraño,¿la magia existe?,de repente su padre es un rio,es muy extraño,no entiendo nada

hannaduranb dijo...

No sabia que el nombre Laurel ,es Dafne en griego , gracias a esta historia mitologica.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails